Síntomas de la depresión postvacacional

Depresión Postvacacional Síntomas
¿Qué es la depresión postvacacional? Descubre en este artículo por qué se produce, los síntomas que provoca el síndrome post viaje, y cómo puedes superar este trastorno tan común de la vuelta a la rutina.
Índice de contenidos

¿Qué es la depresión postvacacional?

La depresión postvacacional es un síndrome o trastorno que experimentan ciertas personas tras disfrutar de sus vacaciones. El síndrome postvacacional, o depresión postvacacional, no se considera como una enfermedad en sí, sino como un trastorno adaptativo.

Se da en ciertas personas cuando acaban un periodo de descanso laboral más largo de lo habitual y no son capaces de volver a su antigua rutina (la vuelta al trabajo). Esta alteración adaptativa la padecen aquellas personas que finalizan un periodo de descanso más extenso de lo habitual y que no son capaces de volver con normalidad a su antigua rutina. Aunque en la mayoría de las ocasiones suele ser un trastorno sin importancia, puede necesitar atención psicológica especilista en ansiedad en algunos casos, aunque con terapia breve.

El síndrome post vacaciones tiene una duración de 2 o 3 días a 21 días. Este es el periodo natural para adaptarse a un cambio y que vuelva a ser un hábito. Sin embargo, si esta situación de no adaptación continúa en el tiempo y se repite cada año, pueden llegar a desarrollarse trastornos de ansiedad o depresión. Existen estudios en Europa que indican que entre un 25% y un 30% de los trabajadores van a padecer este síndrome post vacacional, y que mientras peor sean las condiciones de trabajo, más se dará este síndrome.

Depresión Postvacacional

¿Por qué se produce el síndrome postvacacional?

El síndrome postvacacional se produce por causas como: la incorporación al trabajoel comienzo de nuevo con la rutinael cuidado de los niñosel colegiolos estudios, etc. Este síndrome o ansiedad post vacaciones sucede durante el proceso de readaptación a la vida laboral después de las vacaciones. El proceso incluye cambios de obligaciones, de horarios y de estilo de vida.

Por todo ello, se pasa por un proceso de adaptación normal. En algunos casos puede llegar a ser más intenso y producir molestias psicológicas o físicas. Sin embargo, en la mayoría de personas no llega a suponer ningún trastorno, pues tienen ilusión en volver a la rutina activa y productiva. Lógicamente, este último caso se da en trabajadores cuyo entorno laboral es favorable.

Este estrés postvacacional suele ver la luz en septiembre, el mes en el que acaban las vacaciones para la mayoría de los trabajadores y estudiantes. El verano se acaba, los pequeños vuelven al colegio y los adultos al trabajo. Después de unas semanas de descanso y ocio, volver a la rutina se hace cuesta arriba, por lo que hay personas que padecen depresión post viaje.

Síntomas del síndrome postvacacional

Los síntomas del síndrome postvacacional son muy similares a las características propias de un cuadro de estrés o ansiedad. El retomo de las obligaciones, tras el periodo vacacional, puede provocar síntomas tales como:

  • Cansancio generalizado y falta de energía.
  • Dolor muscular.
  • Alteraciones del sueño.
  • Alteraciones del apetito.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Disminución del rendimiento y de la productividad.
  • Falta de motivación.
  • Tristeza o decaimiento.
  • Irritabilidad.
  • Negatividad.
  • Apatía.

Estos síntomas son diferentes dependiendo de la persona. Normalmente, desaparecen a los pocos días sin tener que hacer nada extraordinario, cuando ya se ha pasado el proceso de readaptación.

En caso de que los síntomas no desaparezcan al cabo de unas semanas o se presenten con una intensidad considerable, es recomendable acudir a un especialista para que analice si se trata de algo más grave que deba tratarse.

Depresión en vacaciones

Aunque suene paradójico, la depresión en vacaciones también existe. Al contrario del síndrome postvacacional, es un tipo de estado depresivo vinculado al verano, al calor y, sobre todo, a la sensación de vacaciones y días de fiesta.

Durante las vacaciones, en algunas personas se acentúa el sentido de aislamiento, la sensación de falta de afecto, de abandono y el sentimiento de soledad. Es la época de las imágenes de un mundo feliz en la playa. Las personas que están mal se sienten aún peor con respecto a su situación actual; ellos son felices y yo no, se dicen, lo que se denomina comparación social.

La depresión en vacaciones suele llevar consigo una serie de sensaciones: falta de motivación, tristeza, cansancio generalizado… para realizar cualquier tarea fuera de la rutina habitual del trabajo o del hogar. El triángulo formado por la vida laboral, las vacaciones y la salud mental debe tener un equilibrio, para no generar situaciones de angustia no esperadas.

Si la depresión ocurre durante el trabajo, durante las vacaciones y durante cualquier fecha, lo mejor es acudir a un psicólogo especialista en depresión.

Síntomas Depresión Postvacacional

¿Cómo superar la depresión postvacacional?

La clave para superar, incluso evitar, la depresión postvacacional está en tomar una serie de medidas preventivas para llevar a cabo una adaptación a la normalidad lo más progresiva posible.

Algunos de los hábitos más útiles son:

  • Regresa a tu domicilio habitual unos días antes de incorporarte al trabajo. Sí, es muy tentador apurar los días de vacaciones en el destino, pero la vuelta a la rutina laboral se te hará un poco más pesada y difícil. Por ello, se aconseja volver a la residencia habitual 2 o 3 días antes de reincorporarse al trabajo.
  • Normaliza los horarios de dormir y despertarse progresivamente. Durante las vacaciones, solemos irnos a dormir más tarde, nos levantamos más tarde y comemos en horas distintas. La vuelta al trabajo implica cumplir con unos horarios establecidos. Por eso, es recomendable ir regulando los horarios unos días antes de la vuelta al trabajo. No es necesario hacerlo de golpe. Puedes ir modificando en bloques de 15 o 20 minutos al día, por ejemplo.
  • Recupera los hábitos alimentarios y el ejercicio físico. Volver a recuperar los hábitos saludables de alimentación y de ejercicio lo antes posible es importante. Retómalos paulatinamente y dedícales el tiempo necesario, pero sin forzarte. Recuperar los hábitos necesita un tiempo, que depende de la motivación y del tiempo que tengas.
  • Organiza la agenda laboral y prioriza las tareas inmediatas. Como en muchos otros ámbitos de la vida, la organización es clave. Y a la vuelta de las vacaciones, más que nunca. Si no llegas a acabar algunas tareas pendientes, intenta apuntarlas en una lista y darles orden de prioridad, para que puedas hacerlas en cuanto te sea posible. Así, evitarás perder energía al darle vueltas en la cabeza. No te agobies.
  • Planifica objetivos realistas y empieza por el más fácil. A tu vuelta, evita planificar retos y objetivos a lo grande y en cantidades elevadas. Si lo haces, seguramente te sobrecargarás y la sensación de descontrol puede que te llegue a bloquear. Márcate objetivos pequeños que puedas ir consiguiendo y que te motiven para seguir con la adaptación.
  • Aprovecha y disfruta de los momentos libres. Por pequeño o grande que sea el momento de libertad, aprovéchalo. Ya sean los descansos a medio día, por las tardes o los fines de semana. Desconecta del trabajo y conecta con tu familia, con tus amigos o contigo mismo. Los pequeños placeres pueden ser de gran ayuda para hacer más amena la vuelta al mundo laboral.
  • Acepta las emociones. Por último, aunque no menos importante, debes dejar fluir y sentir las emociones que tocan en ese momento. No es siempre agradable sentir tristeza, melancolía o angustia, pero es la respuesta de nuestro organismo a los cambios. Sentirlas y desahogarte te ayudará a canalizarlas y a vivir el proceso de una forma más serena.
Francisco Hidalgo Díaz
Francisco Hidalgo Díaz

Psicólogo y Director del Centro Avannza

Si quieres ponerte en contacto con nosotros, puedes hacerlo por teléfono en el 636.22.51.73 o mediante este formulario.

Primera sesión gratuita para 30 minutos de evaluación previa, por teléfono o videollamada.

  • Responsable: Francisco Hidalgo Díaz.
  • Finalidad: responder a tu consulta y enviarte novedades sobre la formación, productos ofrecidos y contenidos de interés.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la Política de Privacidad de Avannza Psicólogos encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal por parte de Soy Avannza Psicólogos, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.