¿Qué es una persona sumisa y cómo dejar de serlo?

que es una persona sumisa
Publicado por Francisco Hidalgo Díaz
¿Qué significa que una persona es sumisa? ¿Cómo es la personalidad de una persona sumisa? ¿Cómo podemos dejar de ser sumisos? Te lo contamos todo en este artículo y lo comprenderás fácilmente.
¿Qué es una persona sumisa y cómo dejar de serlo?

Significado de persona sumisa

Las personas sumisas se caracterizan por una tendencia a subordinarse voluntariamente a la autoridad de los demás. Esta actitud, de dependencia emocional, puede ser perjudicial para la salud y el bienestar de la persona, ya que suele significar renunciar a sus propios deseos y necesidades para complacer a los demás.

La personalidad sumisa puede afectar las interacciones interpersonales, ya que las personas sumisas suelen adoptar un rol pasivo y complaciente frente a personalidades dominantes. Las personas sumisas están centradas en las necesidades de los demás, olvidándose de las propias. Están dispuestas a sacrificarse y a soportar situaciones de abuso o humillación con tal de hacer algo por alguien.

Los sumisos siempre se encuentran en la búsqueda de la aceptación y el amor, y esto puede llevar a estas personas a renunciar a experiencias agradables y a vivir en una situación de subordinación. Sin embargo, bajo esta imagen de sumisión puede haber enfado, hostilidad y rabia acumulados que la persona sumisa no logra expresar. Estos sentimientos pueden liberarse de manera inconsciente, generando situaciones tensas y conflictivas. La falta de defensa de sus derechos y necesidades hace que las personas sumisas tengan mucha dificultad para cambiar y suelen estar atrapadas en una situación de subordinación.

Si crees que eres una persona con actitudes sumisas y quieres cambiar, dejando atrás esa dependencia emoscional, nuestros psicologos en Sevilla te pueden ayudar.

¿Qué es ser sumiso?

que es ser sumiso

Para entender qué es ser sumiso, es mejor listar una serie de características:

  • Evita el conflicto y se sacrifica para no contradecir a los demás. Esto puede resultar en una falta de voz y una sensación de impotencia en situaciones difíciles.
  • Baja autoestima que deriva en falta de personalidad y dificultad para tomar decisiones. La persona puede sentir que sus opiniones no son valiosas y que no tienen derecho a tomar decisiones importantes en su vida.
  • Guarda silencio sobre sus necesidades y asume las decisiones de otros sin quejarse. Esto puede resultar en una falta de satisfacción en sus relaciones personales y profesionales.
  • Se muestra reservada en conversaciones y tiene dificultades para conocer gente nueva. Esto puede resultar en una sensación de aislamiento y soledad.
  • No desobedece órdenes para evitar conflictos o empeorar conflictos. Esto puede resultar en una falta de autonomía y una sensación de que sus opiniones y deseos no importan.
  • Experiencia frecuente de malestar y falta de concesiones en sus necesidades. Esto puede resultar en una sensación de insatisfacción y una falta de realización personal.
  • Falta de asertividad al expresar emociones y necesidades. Esto puede resultar en una falta de comunicación efectiva y una sensación de que sus sentimientos no son valorados.

Cómo dejar de ser sumiso

como dejar de ser sumiso

Para dejar se ser sumiso, lo primero es identificar la actitud de sumisión. Debes darte cuenta de que te estás faltando al respeto y de que no proteges tus necesidades.

Algunos consejos y actitudes que te ayudarán a dejar de ser sumiso son:

  • Pasa a la acción. Defiende tus derechos y necesidades, practicando el decir «no» sin sentirte culpable.
  • Saca tu voz. Una voz equilibrada te ayudará a destacar tu personalidad y a sentirte más seguro.
  • Trabaja en tu confianza. Toma más responsabilidad en tu vida y toma decisiones por ti mismo/a.
  • Habla más. Deja atrás el miedo a hablar y da tu opinión ante los demás.
  • Practica la positividad. Evita los pensamientos negativos y práctica la positividad.
  • Mantente firme. Una postura erguida te ayudará a imponer respeto y a sentirte más seguro.
  • Evita las personas tóxicas. No permitas que nadie te manipule o aproveche de ti.
  • Busca ayuda profesional. Si es necesario, acude a un psicólogo para ayudarte a confiar en ti mismo/a.
Necesito ayuda psicológica en Sevilla

Si quieres ponerte en contacto con nosotros, puedes hacerlo por teléfono en el 636.22.51.73 o mediante este formulario.

Primera sesión gratuita para 30 minutos de evaluación previa, por teléfono o videollamada.

  • Responsable: Francisco Hidalgo Díaz.
  • Finalidad: responder a tu consulta y enviarte novedades sobre la formación, productos ofrecidos y contenidos de interés.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En la Política de Privacidad de Avannza Psicólogos encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal por parte de Soy Avannza Psicólogos, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas.
¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros, te ayudaremos